2.3.2 IMAGEN URBANA

 

Las ciudades en la mayoría de los casos siguen un patrón similar al de los seres vivos, o sea nacen, crecen, se reproducen y mueren o desaparecen. Entonces las ciudades o núcleos de población nacen por voluntad de los hombres que desean asentarse en un lugar determinado por contar con los satisfactores o condiciones que cumplen según una época. Se habita, dicha ciudad se construyen nuevas edificaciones según las necesidades que se van presentando y de ésta forma se van transformando según las aportaciones de generación tras generación. Esos hombres desaparecen pero van dejando su herencia y la ciudad permanece.

 

Los estudiosos de la ciudad utilizan el término de imagen urbana para denominar la apariencia física que se  aprecia de una ciudad en un momento determinado por la época y la idiosincrasia de quienes la habitan. Se debe reconocer que la fisionomía de la ciudad es importante, tanto para sus habitantes como para quienes la visitan y ésta produce una sensación de bienestar  cuando reúne ciertas características adecuadas para sus pobladores.

 

Por lo tanto, el análisis de la imagen  urbana consiste en ésa evaluación objetiva de las características actuales, esos matices y a su vez los aspectos que requieren intervención.

 

Es el caso de Allende, que en la actualidad presenta una transición de una localidad dependiente de la actividad agropecuaria hacia la actividad industrial y de servicio. Esto lo refleja en un leve cambio de imagen, que es producto de la interacción físico espacial y el medio natural que es un  tanto homogénea por sus construcciones, falta de elementos físicos y articulación de los espacios.

2. Diagnóstico
2.3 Aspectos Urbanos